Salón Rubí creó el concepto de “Estética Conciente”. Este concepto se basa en integrar y relacionar los tres aspectos del cabello: La salud, el diseño y los modos de uso desde un paradigma natural.

Es un proceso de transformación constante, según nuestro biorritmo donde se desarrolla un contacto sensible con el cabello en conexión con las necesidades genuinas de nuestra identidad, empoderando así nuestra autoestima y reconociéndonos parte de la naturaleza.

Salud

El cabello es un órgano externo que se modifica constantemente según factores fisiológicos y medioambientales complejos y dinámicos. Nuestros hábitos pueden lograr el mantenimiento de su estructura, equilibrando su nivel de elasticidad, hidratación y vitalidad.

La estética cultural disocia el cabello del cuerpo, lo considera un accesorio, entonces perdemos autonomía y delegamos a otros nuestras decisiones, entrando en círculos viciosos: cambiamos su color natural dañando su salud, modelándolo con calor o tratamientos tóxicos, generando deshidratación, oxidación y dependencia. La conexión sensible con nuestro cuerpo y una percepción en el tacto con el cabello nos permite experimentar una constante autoevaluación, que con los efectos de fórmulas fitoterapéuticas, donde el extracto vegetal adecuado y combinado para cada momento en el proceso, acciona una estable regeneración. Debemos comprender que los tratamientos químicos no solo dañan la salud de nuestro cuerpo, incluyendo el cabello, si no al medioambiente. La salud del cabello es fundamental. Su estado afecta al funcionamiento del diseño. Además, el cuidado o atención que se recomienda no implica un comportamiento consumista o complejo, si no preciso y conciente.

Diseño

Un diseño natural en el cabello es una estructura entramada que posee plasticidad con un criterio de forma orgánica y homogénea. La base de la confección es morfológica, corrigiendo la forma de la cabeza y armonizando los rasgos y proporciones físicas. Además posee un lenguaje, un valor creativo, con la sutileza de sus detalles y de su impronta singular adecuada al estilo de vida e identidad. Los estereotipos de moda están atravesados por los valores impuestos en la estética femenina desde una cultura patriarcal, la propuesta del diseño es también expresar la identidad femenina desde un lugar genuino.

Modos de uso

Con un diseño natural descubrimos los potenciales que nos ofrece el cabello, sus características singulares como el color original y sus tonos, su elasticidad y movimiento y su carácter o tipología, abarcando mucho mas allá de la mirada cultural dual (Lacio-rizado, rubio-oscuro, largo-corto). La creencia de que el uso del cabello es algo complejo y que requiere muchos productos es cultural. Básicamente un diseño natural permite modelarlo con las manos como su fuese arcilla. También inspira modos no usuales, creativos, prácticos y originales, ya que la riqueza que ofrece el diseño como su textura, densidad, peso y líneas combinadas, hace que sea más fácil y versátil. Tenemos una idea cultural estática del cabello. El uso del diseño natural sugiere una mirada más amplia, de transformación constante, donde descubrimos nuevas formas de uso más allá del crecimiento del cabello.

Técnica 

La técnica aplicada es propia, con una impronta artística, que trabaja sobre la densidad, el volumen, los contornos, el peso, la textura y la tipología natural del cabello, componiendo un diseño funcional, que es una estructura entramada, que posee plasticidad como característica esencial con un criterio de forma que se basa en la armonía, acondicionado a las singularidades morfológicas. La técnica de cortar el cabello componiendo una estructura que funciona sin necesidad de control, es igual al proceso de confeccionar una prenda de vestir: La tela tiene características que hay que considerar para además crear y construir un diseño que se adapte al cuerpo generando un efecto armónico y un lenguaje personal.

Etica 

Culturalmente percibimos a la naturaleza fuera de nosotros, en los espacios verdes, el campo o el jardín. Nosotros somos parte de la naturaleza, no estamos separados.  El Respeto y amor hacia a uno mismo y al medioambiente es la base ética de este paradigma, generando una estética conciente que aprecia y potencia el empoderamiento de la identidad femenina sensible conectada con la vida y toda su diversidad y riqueza.

Poética 

La poética de Salón Rubí se inspira en la fusión de la naturaleza y el arte. Desde la naturaleza, la riqueza de las formas sin la intervención del hombre y la posibilidad de transformación constante. Desde el arte la búsqueda de nuevas formas para encontrar nuevos sentidos. La creación de una obra corporal (cabello) conectada al mundo natural que tiene como resultado una coherencia entre afuera y adentro, manifestada a través de la armonía.  Desde la fusión de naturaleza y arte resulta una poética donde la identidad es semilla y su expresión un florecimiento. Todo nuestro organismo, sus sistemas de irrigación, sus formas orgánicas, sus complejas y sutiles tramas, sus colores y tonos gradientes son similares al universo vegetal. En los animales podemos ver características muy diversas y específicas en su plumaje, pelaje o piel, que pone de manifiesto el carácter de su especie. Esta riqueza es la inspiración en la composición de los diseños y refleja de algún modo la naturaleza propia en conexión con la flora y la fauna.